Trump y la guerra global

A partir de mañana, Donald Trump será Presidente de los EEUU y Comandante en Jefe del ejército más poderoso y globalizado de la historia humana. ¿Cómo será su gobierno en estos tiempos de crisis? ¿Puede desatarse una guerra global?

Sin caer en la futurología infundada ni en el catastrofismo superficial, la conformación del gabinete de Trump nos ofrece pistas para dilucidar lo que se viene. El neoyorquino ha fichado para su elenco a CEO´s del mundo empresarial corporativo, a generales de los sectores más duros de las fuerzas armadas y, buscando un cierto equilibrio entre su nueva tropa propia y el sistema político actual, a algunos dirigentes del establishment del Partido Republicano.

El estratega

Para comprender la dinámica de un sistema complejo es fundamental enfocar bien el problema y detectar el elemento que organiza el conjunto. Por ejemplo, ¿Por qué el Barcelona de Guardiola tenía más volumen de juego y el de Luis Enrique es más vertical? Por la presencia/ausencia de Xavi en el mediocampo, básicamente.

En nuestro caso, para comprender mejor el alma máter del movimiento trumpista, también hay un hombre clave y se llama Steve Bannon. Ex Goldman Sachs y MBA en Harvard, Bannon fue el sorpresivo Jefe de Campaña de Trump en la recta final, sucediendo a Paul Manafort y a Corey Lewandowski. Ahora será el Jefe de Estrategia de la Casa Blanca, cargo que revela la influencia directa que tienen sus ideas sobre el magnate.

Ex Director del sitio “Breitbart News” y productor de películas en Hoollywood, Bannon es el cuadro político más lúcido de la llamada “Alt – Right”, la nueva derecha estadounidense que aspira a internacionalizarse construyendo alianzas con los proto-fascismos europeos y otros. Ahorremos adjetivos para Bannon, su portal de noticias y la “Alt – Right”, y vayamos directo a la fuente.

El mundo según Steve Bannon

En el 2014 Bannon dio una extensa conferencia en el Vaticano organizada por el Instituto Dignidad Humana. Una de las principales referencias del IDH es el Cardenal Raymond Burke, del sector ultra conservador de la Iglesia Católica y muy crítico del Papa Francisco.

En el coloquio, Bannon expone su mirada sobre la profundidad de la “crisis capitalista” señalando al “Partido Davos” como uno de sus principales responsables. Califica de “indignante” el salvataje a la banca posterior a la crisis financiera de 2008 y pronostica el crecimiento de UKIP en Inglaterra y del Frente Nacional en Francia. Bannon fue el primero en anticipar el Brexit, dos años antes que ocurra…

Con enorme claridad táctica y estratégica, planteaba hace casi 3 años que la pelea del Tea Party era primero contra el establishment republicano y recién luego contra “la izquierda”. En aquel momento ya se mostraba confiado por los avances en la lucha contra el aborto y por el “matrimonio tradicional”. Pronosticó revueltas nacional – populistas de centro derecha en todo el planeta y la emergencia de un movimiento Tea Party global.

Crítico del capitalismo corporativo y de la globalización, Bannon plantea un retorno a las bases del libre mercado competitivo con valores tradicionales. Finalmente planteó que estamos en un estadio inicial rumbo a una guerra de carácter mundial contra el “fascismo islámico”. Sin más, estos son algunos pasajes destacados de su intervención:

[Aquí se puede leer la conferencia completa: https://goo.gl/j60fE3]

La primera guerra mundial disparó un siglo de barbaridad sin parangón en la historia humana, virtualmente fueron asesinadas entre 180 y 200 millones de personas durante el siglo XX. Dentro de algunos cientos de años, cuando ellos miren atrás, verán que somos hijos de aquello: Somos hijos de aquella barbaridad. Esto será visto como una nueva era de la oscuridad.

El sistema capitalista está en crisis y va más allá, asistimos a una crisis del Occidente judeo-cristiano. Crisis de la iglesia, de la fe, de Occidente y del capitalismo. La secularización ha convertido a las personas en mercancías. En los años florecientes, los capitalistas tenían fe y practicaban la religión católica o judía. Nuestra tarea es luchar contra los nuevos bárbaros que amenazan todo lo construido en los últimos 2000/2500 años.

El enemigo es el fascismo islámico jihadista. La guerra se expande, Boko Haram y otros grupos eventualmente se van a aliar con ISIS. Estamos en los inicios de un conflicto global, necesitamos aliados en otros países, sino la guerra hará metástasis. Llegará a Europa Central, llegará a la Europa Occidental, llegará a Inglaterra. Estamos ante una crisis de los fundamentos mismos del sistema capitalista, y encima de eso, en la etapa inicial de una guerra global contra el fascismo islámico.

Está creciendo una guerra global. Tendrá una escala global, con la tecnología de hoy, los medios, el acceso a armas de destrucción masiva que existen actualmente, debe ser confrontado hoy mismo

Hay un movimiento Tea Party global. UKIP, Frente Nacional y otras expresiones de un nuevo movimiento de centro-derecha populista, de gente de clase media, hombres y mujeres trabajadores que están cansados de seguir los dictados del Partido Davos.

Hay gente en Nueva York que se siente más próxima a la gente de Londres o Berlín, que a la gente de Kansas y Colorado, y tienen una mentalidad de elite que pretende decidir hacia dónde se dirige el mundo. Estamos viendo una reacción global frente al gobierno centralizado, ya sea que ese gobierno tenga sede en Beijing, Washington o Bruselas. Breitbart es la plataforma que le da voz a esa reacción.

El crecimiento de Breitbart está dado por ser la voz de una oposición de centro-derecha. Y francamente estamos teniendo muchas victorias. En el lado social conservador, somos la voz del movimiento anti aborto, la voz del movimiento por el matrimonio tradicional, y les puedo decir que estamos teniendo una victoria tras otra. Las cosas se están dando vuelta en la medida en que la gente tiene una voz y una plataforma para usar.

Hay dos grandes asuntos que nos preocupan mucho. Uno es el capitalismo de amigos, el capitalismo controlado por el Estado. Esa es la gran lucha del Tea Party en EEUU, no con la izquierda porque todavía no llegamos ahí. La gran pelea que tiene el Tea Party es contra el establishment del Partido Republicano, que tiene una colección de capitalistas amigos del Estado. Ésta es la razón de la terrible situación financiera de los EEUU, donde hay un pasivo de cien billones de dólares, por culpa de los capitalistas amigos del Estado en Washington DC.

La clase media y la gente trabajadora dicen ´Oye, estoy trabajando más duro que nunca. Estoy obteniendo menos beneficios y menos riqueza que nunca. Y veo un sistema de gatos gordos que dicen defender los principios del capitalismo pero están atados a las corporaciones que se quedan con todo el beneficio´. Van a ver esta revuelta de la centro-derecha en América Latina, en India, en Asia…

General Electric y las grandes corporaciones que están en la cama con el Gobierno Federal no son lo que nosotros consideramos emprendedores capitalistas libres. Nosotros apoyamos el emprendedurismo capitalista. Ellos no. Ellos son lo que llamamos corporativistas. Quieren más y más poder monopólico y por eso convergen con el gobierno. La pelea que están viendo es entre el capitalismo emprendedor y los corporativistas, más cercanos a lo que ocurre en Pequín o Moscú, que al espíritu capitalista emprendedor de los Estados Unidos.

La crisis financiera del 2008 fue generada por los bancos de inversión que cambiaron las reglas de juego en su beneficio. Cambiaron la legislación y convirtieron los bancos de inversión en fondos de cobertura, generando una crisis de la cual todavía no se recupera la economía. El hecho de que no se hayan presentado cargos judiciales contra ningún ejecutivo de estos bancos ha sido combustible para la rabia del movimiento Tea Party.

Los rescates a los bancos fueron un error indignante. Fueron la clase media y la gente trabajadora salvando con sus impuestos a las élites. Toda la carga fue para los trabajadores y los beneficios para los capitalistas amigos del Estado.”

Un equipo para el combate

Bannon será el Jefe de Estrategia de un plantel conformado fundamentalmente por “billonarios” provenientes de grandes corporaciones, militares fascistoides y dirigentes ultra conservadores del establishment republicano.

En el área económica, la Corpo más beneficiada es la Goldman Sachs, grupo del que provienen Gary Cohn (titular del Consejo Económico Nacional) y Steven Mnuchin (Secretario del Tesoro). El Secretario de Estado será Rex Tillerson, CEO del gigante petrolero Exxon – Mobil, mientras que el Jefe de Gabinete será Reince Priebus, Presidente del Comité Nacional Republicano. El Secretario de Comercio será el llamado “Rey de la bancarrota” Wilbur Ross, que con un patrimonio de USD 3.000 millones se hizo conocido por comprar empresas con problemas financieros a precios de remate.

Para la Secretaría de trabajo eligió a Andrew Puzder, proveniente de la cadena de comidas CKE Restaurant Holdings, opositor al salario mínimo y defensor de la desregulación absoluta del mercado de trabajo. En la Agencia de Protección Ambiental nombró a Scott Pruit, quien niega los efectos del cambio climático, mientras que en Educación estará Betsy DeVos, defensora acérrima de la escuela privada y “autónoma” (aunque subsidiada por el Estado).

James Mattis, conocido como “El perro loco”, estará a cargo del Pentágono. Mattis es un militar de la llamada “ala dura” que estuvo al frente del Comando Central (responsable de las operaciones en Oriente Medio) y fue el primero en pisar Afganistán tras la caída de las Torres Gemelas en 2001. John Kelly será Secretario de Seguridad Nacional, por lo que la política migratoria quedará a cargo de un General proveniente de la Marina y antiguo responsable del Comando Sur (con operaciones en América del Sur, América Central y el Caribe).

Un nuevo tiempo

El orden mundial hegemónico en las últimas décadas está en crisis. Vivimos una época de cambios y un cambio de época. El cóctel de crisis económica, crisis político institucional, masivas corrientes migratorias, rebrotes xenófobos y racistas, recortes de derechos y libertades, cambios significativos en el tablero geopolítico, nuevas formas de terrorismo, acumulación de conflictos bélicos no resueltos y crecimiento de los nacionalismos autoritarios parece explosivo.

Quizás la “guerra global” que vaticina Bannon no se dé bajo la forma clásica de ejércitos regulares enfrentados unos con otros, sino que se trate de un proceso más complejo, desigual y combinado. Según el futuro Jefe de Estrategia de la Casa Blanca, en algunos cientos de años este período será visto “como una nueva era de la oscuridad”. Lamentablemente tenemos que reconocer que, por ahora, sus pronósticos han sido bastante acertados…

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s